La IndustriALL establece estrategias para Industria 4.0

El cambio industrial no es nuevo, pero la digitalización y la Industria 4.0 lo aceleran como nunca antes. La FeTIA acepta el desafío de trabajar junto a IndustriALL para que los adelantos tecnológicos beneficien a todos y no a unos pocos.

Más de 100 participantes de más de 60 sindicatos nacionales afiliados de 40 países asistieron en Ginebra (Suiza) los días 26 y 27 de octubre a la Conferencia Mundial de la IndustriALL Global Union sobre “Industria 4.0: Implicaciones para los sindicatos y política industrial sostenible”.

La Conferencia escuchó a una amplia sección de afiliados a la IndustriALL sobre la manera en que Industria 4.0 y la digitalización están afectando a afiliados de diferentes países y sectores, y cómo establecer un plan de acción para afrontar los desafíos del futuro.

“El cambio industrial no es nuevo, pero el ritmo del cambio con Industria 4.0 no tiene precedentes”, dijo el secretario general de la IndustriALL, Valter Sanches, en su discurso de apertura. “Nuestros sectores van a cambiar, y nos tendremos que ajustar.”

El principal debate en la Conferencia versó sobre el futuro de la producción y el trabajo y el impacto de Industria 4.0 en la sociedad en general.

No se puede permitir que los más ricos cosechen los beneficios de Industria 4.0,” dijo Brian Kohler, director de salud, seguridad y sostenibilidad de la IndustriALL. “La fuerza impulsora de Industria 4.0 es la reducción de costes, y eso significa un riesgo para los empleos. Si no tenemos un asiento en la mesa, estaremos en el menú”, dijo Kohler, destacando la necesidad de que los sindicatos intervengan en la adopción de decisiones para el establecimiento de una política industrial sostenible.

“Incluso el trabajador más explotado no puede competir con un robot”, advirtió Kohler, y agregó que las mujeres son particularmente vulnerables porque muchos empleos en los que predominan son precarios y mal pagados.

Francisco Betti, del Foro Económico Mundial, dijo que es preciso proteger los 850 millones de puestos de trabajo en la producción mundial. Y añadió que la mayoría de las empresas no están aplicando con éxito la digitalización porque los trabajadores no intervienen en las primeras fases.

Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, destacó la necesidad de la solidaridad en todos los sectores industriales ante Industria 4.0. También reivindicó una Transición justa para los trabajadores, aduciendo que las empresas tienen que ser responsables con los trabajadores y los impactos en la sociedad en general. “Las empresas necesitan una licencia social para operar: hay que asegurarse de que pagan impuestos, proporcionan empleos seguros y contribuyen a los sistemas de protección social.”

Uno de los principales oradores de la Conferencia fue Deborah Greenfield, directora general adjunta de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). “El optimismo radica en nuestra capacidad para elaborar políticas sobre el futuro del trabajo”, argumentó. Resaltó la positiva evolución en los últimos decenios, como la disminución de la tasa de pobreza extrema, el aumento de las mujeres en la fuerza de trabajo y la mejor ratificación de los convenios de la OIT. Sin embargo, subrayó que las ganancias de la productividad están pasando a los beneficios y las inversiones a corto plazo (es decir, a la especulación), sin ventajas para los trabajadores ni aumentos salariales.

Industria 4.0 necesita Trabajo 4.0, dijo Wolfgang Lemb, del afiliado alemán IG Metall, con un derecho de acceso a la educación y al aprendizaje permanente. Sólo una fuerza de trabajo calificada podrá reaccionar a los cambios del mercado, dijo Lemb. También afirmó que el incremento de los miembros sindicales es esencial para afrontar los desafíos del futuro.

Al final de los dos días de debate fundamentado, los participantes aprobaron un plan de acción de la IndustriALL, en el que se aboga por un futuro de trabajo que abarque los impactos positivos que puede tener Industria 4.0 para toda la sociedad, pero asegurándose de que los trabajadores no paguen las deudas sociales de las empresas, con gobiernos que no están dispuestos a que esta transición sea socialmente responsable.”

En el plan figura lo siguiente:

  • Sensibilización y creación de capacidad de los afiliados para promover los objetivos de política industrial sostenible de la IndustriALL
  • Organización de los trabajadores jóvenes, las trabajadoras y los trabajadores precarios
  • Seguridad de que en los Acuerdos Marco Globales se abordan las oportunidades y los desafíos de Industria 4.0
  • Formulación y aplicación de un programa de Transición justa que forme parte de todos los debates con gobiernos y empresas
  • Derechos de los trabajadores a la información y la consulta, la formación y niveles definidos de privacidad en el trabajo y en el hogar
  • Una perspectiva de género en la elaboración de políticas sobre Industria 4.0
  • Insistencia para que los trabajadores tengan voz en los debates a nivel mundial, regional, nacional y de empresa sobre Industria 4.0

El Plan de Acción completo se puede leer aquí (En Ingles):