CTA marchó con los mineros de Río Turbio

Los gremios de ATE Capital, FeTIA, Suteba, la Organización Social “La Germán”, nucleados en CTA de los Trabajadores, y la Organización Barrial Tupac Amaru, entre otros, se movilizaron junto a una delegación de mineros de Río Turbio, en reclamo por los despidos de más de 80 trabajadores, la denuncia al Convenio Colectivo de Trabajo, el pedido de una personería jurídica y el desfinanciamiento en el sector.

Al grito de “Acá están, éstos son, los mineros del carbón”, los trabajadores de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio dejaron un petitorio en la sede del Ministerio de Trabajo en Callao 114. A continuación, dirigieron unas palabras a los presentes, Hugo Yasky, secretario general de CTA de los Trabajadores; Daniel ’Tanito’ Catalano, secretario general de ATE Capital, y el secretario gremial de ATE Río Turbio, César Roberto Ibáñez, quien leyó desde el escenario montado sobre la Avenida Callao, una carta de los mineros en agradecimiento a las organizaciones por el acompañamiento en la lucha.

En diálogo con CTA comunica, Ibáñez describió las últimas novedades luego de la ocupación pacífica de la mina 5 y del desalojo de los trabajadores por parte de la gendarmería. “En estos momentos, en la ciudad de Río Turbio, se encuentran los compañeros realizando una presencia pacífica en la mina, en resguardo de nuestra empresa. Ayer por la mañana nos sacaron las tarjetas para que los trabajadores no asistan a sus lugares de trabajo, queriendo boicotear nuestra medida, sabiendo que los trabajadores, en un 80% están acatando la medida de protesta”.

Además, se refirió a los reclamos expresados en el petitorio. “Nuestro reclamo tiene cuatro puntos. Uno de ellos es el resguardo laboral de todos los compañeros, por medio de una resolución que eche para atrás otras resoluciones ad referendum que ha sacado la empresa para empezar a despedir a los compañeros. Otro es el respeto de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo en nuestra empresa; por el tema de las inversiones, que no se han dado, para que la mina sea productiva. El otro punto tiene que ver con la usina de 240 megavatios para que sea una sola unidad económica, situación que ha sido revertida porque quieren privatizarla. Es una empresa intervenida por el Estado hace años”.

También mencionó el abandono de la salud y atención de los trabajadores por parte de la empresa Aseguradora de Riesgo del Trabajo en una actividad de mucho riesgo. “Con el tema de las ART estamos muy complicados. Nos han dejado abandonados, sabiendo que se llevan mucho dinero a costillas de los trabajadores. Es un trabajo de mucho riesgo, estamos a 2300 metros bajo tierra. Los golpes, pérdidas de miembros inferiores, mutilaciones a veces completas, son moneda corriente y las ART están dejando mucho que desear”.

Sobre los despidos y la intervención de YCRT por Omar Faruk Zeidán, relató: “Despidieron primero dos en provincia de Buenos Aires y ahora 79 en Río Turbio, sin motivo alguno. Quisimos enfrentar la situación porque sabemos que hay una Resolución 20l5 con la cual podría haber alrededor de l000 despidos. Hoy son 84 trabajadores despedidos y estamos peleando por la reincorporación de todos. En nuestro pueblo, el señor Omar Zeidán, actual interventor, parece un verdugo. Echa trabajadores, manipula, amenaza con despedir si no se piensa de la misma forma que él. Nosotros hemos denunciado al interventor por el vaciamiento, por las licitaciones fraudulentas. Están sacando chatarra y los compañeros han frenado esa medida porque son materiales útiles en nuestra mina”.

“Tenemos en el Congreso aprobado la media sanción de nuestra personería jurídica que salió de una resolución del Cuarto Congreso del Carbón. Vamos a seguir con medidas de fuerza en Río Turbio. Y acá, con la solidaridad y apoyo de los trabajadores de Buenos Aires, estamos marchando con una consigna clave. Queremos la personería jurídica de nuestra empresa, que sea del Estado y sea manejada también por los trabajadores”, expresó el secretario gremial de ATE Río Turbio.

El secretario general de CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, afirmó el compromiso de la CTA de acompañar la lucha de los mineros de Río Turbio: “Hoy estamos aquí con la CTA, abriendo un espacio de solidaridad en esta movilización con los compañeros y compañeras, las trabajadoras y trabajadores de la mina que están justamente en la puerta de esa mina resistiendo, reclamando ser escuchados por las autoridades nacionales y fundamentalmente planteando que no podemos admitir la lógica del ajuste, que significa pretender naturalizar que aquello que no forme parte de la agenda de los grandes negociados del gobierno tiene que desaparecer. Aquí están jugándose, cientos de puestos de trabajo, miles de familias de la región que podrían quedar afectadas y por supuesto nuestro compromiso es pelear hasta que seamos escuchados”.

“Si el ministro de Energía es uno de los principales accionistas de la Shell, y gerente de la Shell en América Latina, cuánto le puede interesar un emprendimiento que es estatal y que forma parte de una lucha que ya lleva muchas décadas de esfuerzo y sacrificio de los trabajadores mineros de la zona. Debemos defender éste y todos los conflictos. Sería un error que el gobierno fuera a leer en cada una de estas luchas aisladas la perspectiva de poder derrotarla. Por eso hay que rodearla de solidaridad, hay que unificar. Estamos en la etapa que debemos unificar la resistencia. No puede haber un cheque en blanco al gobierno en las elecciones y no puede haber en la calle el silencio que el gobierno quiere para llevar adelante el ajuste. Por eso es que hoy también decimos, junto a los compañeros mineros y a todos los que se hicieron presentes: Aparición con vida de Santiago Maldonado”, sentenció Yasky.

En defensa de los trabajadores de Río Turbio

Testimonios de compañeros de ATE y CTA, quienes también se refirieron al reclamo de los mineros de Río Turbio.

Pedro Wasiejko, secretario general Adjunto de CTA de los Trabajadores

“El bajo nivel de inversiones durante este gobierno, a diferencia de todo el período del gobierno kirchnerista, durante el cual se llevó adelante un proceso de reconversión de la mina con la construcción de la central eléctrica, para asegurar que el carbón que se produzca tuviera un mercado de consumo y se convirtiera en energía, fue muy importante pero es algo que demanda muchos años y hay que continuar haciéndolo.
La administración actual, desde el momento en que asumió el interventor se han dejado de hacer las inversiones correspondientes, y eso no sólo impide continuar con el plan que se había implementado para lograr la sustentabilidad económica de la mina, sino que además impide incorporar equipos con la tecnología que garanticen los niveles de seguridad necesarios en una actividad tan riesgosa.
Esto es una muestra más de lo que el gobierno de Macri está dispuesto a hacer destruyendo todo el aparato productivo, llevando adelante medidas que terminan afectando a los trabajadores y de alguna manera tratando de convertir al país en un simple productor de materias primas ligadas al sector alimenticio y no tomando decisiones que lleven a fortalecer la industria nacional, la actividad minera.
Por este motivo estamos acompañando a los trabajadores de Yacimientos Carboníferos Fiscales que tienen toda una historia de lucha, reivindicando el desarrollo de una minería nacional y respaldando para que puedan seguir peleando en las mejores condiciones”.

Juan Manuel Sueiro, secretario general Adjunto de ATE Capital

“Una vez más, movilizados los trabajadores de ATE Capital, acompañando a los compañeros de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, en este intento de desguace, una película que nos retrotrae a la década del 90, cuando con diferentes argumentos intentaban desprestigiar la actividad de los compañeros mineros, disminuir la producción, y fundamentalmente eliminar la planta de producción como una fuente de energía.
Es evidente que este gobierno hace todo en función de los negociados con los grupos concentrados, lo que intenta es arrasar no solamente con los derechos laborales, como el CCT de los compañeros de Río Turbio, sino también con la planta de producción que viene sufriendo desfinanciamiento y sabotaje por parte de la empresa.
En ese sentido, junto a la CTA, al Frente Milagro Sala, otras organizaciones, cooperativas, estamos acompañando y abrazando a los trabajadores que una vez más la conducción nacional del gremio, de manera errática los deja a su suerte y destino al igual que la conducción provincial de ATE Santa Cruz. No queríamos estar ausentes, como lo venimos haciendo con cada uno de los sectores que está en lucha”.

Adonis Rojas, delegado de ATE seccional Río Turbio

“A partir de la toma que hemos realizado, y poniendo en contexto, porque los medios nacionales salieron a decir que era una medida extrema, queremos expresar que no es cierto. A partir de la asunción de este gobierno nacional, comenzaron con una auditoría en una mega usina que tenemos y ha paralizado totalmente el trabajo, despidiendo a l500 compañeros que tenemos en la construcción de la misma. Seguidamente denunciaron nuestro Convenio Colectivo de Trabajo el l7 de octubre, para enviarnos un mensaje, alinearnos y disciplinarnos.
Hace seis meses tuvimos 79 compañeros, a los que sumaron tres despedidos, cesanteados, mal despedidos, sin sumario previo. Nosotros estamos pidiendo la reincorporación de todos. Venimos a nacionalizar nuestra lucha, a pedirle al pueblo argentino que se solidarice con nosotros. Entendemos que a este modelo neoliberal se lo para en la calle, en conjunto con el resto de los trabajadores.
Vamos a seguir bajo la montaña, en boca de mina. Estamos realizando un acampe y este domingo la gendarmería nos desalojó. Tuvimos que improvisar un escenario en la ruta para hacer un festival de rock solidario”.